blockchain economia

Share This Post

talento alastria / Últimas Noticias

Hopu vigilará la contaminación de Madrid con Blockchain

Madrid con blockchain

Monitoriza el aire de 25 ciudades en tres países

La solución de Smart City de la empresa española Hopu vigilará la contaminación de Madrid con Blockchain. Hopu ha implantado la solución en 25 ciudades de España, Bélgica y Alemania. Monitoriza la calidad del aire, y utiliza los datos para rebajar la contaminación con nuevos diseños urbanos. Ahora añade la tecnología Blockchain para garantizar los datos y su trazabilidad, y que los usuarios de la solución puedan acceder a las cuantiosas ayudas verdes europeas. Irá sobre la red de Alastria, y estará en este año. La empresa es una de las doce elegidas en el programa Blockchers, dotado con fondos del programa europeo H2020.

El sistema se compone de sensores que miden los parámetros atmosféricos, y los envían a la plataforma de gestión. Tecnologías como IA (inteligencia artificial) ayudan a detectar anomalías sobre la contaminación (gases y nanopartículas), los pólenes y la temperatura. Madrid es la mayor ciudad donde está implantada, empezó a funcionar el pasado mes de enero en la zona central, y el espíritu del nuevo equipo municipal es ampliarla a toda la ciudad. “La contaminación de Madrid bajó un 20% desde principio de año, y hasta un 60% con el parón de la pandemia”, explica Antonio Jara, CEO de Hopu.  

Rediseñar ciudades

Las mediciones sirven para rediseñar las ciudades. “Detectamos las islas de calor, zonas urbanas con mayor temperatura y niveles de ozono por exceso de asfalto. Se cambia con zonas verdes, movilidad eléctrica o carriles bici. Estas mejoras se pueden financiar con fondos europeos”, explica Antonio Jara. El plan de inversión European Green Deal atraerá un billón de euros en inversión público y privada durante la próxima década. “Se financian proyectos para reducir la contaminación. Un 40% al inicio y el resto según las emisiones evitadas. Blockchain aportará la trazabilidad de los datos, y demostrará la reducción de las emisiones de forma fehaciente”, puntualiza Antonio Jara.

Cartagena fue la primera ciudad en implantar el sistema de Hopu en 2018, y el uso de los datos recogidos por sensores para reverdecer la ciudad es referencia en la Comisión Europea. El sistema vigila hoy el nivel de contaminación y los pólenes en Madrid, Valencia, Murcia, Badajoz, Gerona, Santander, Cartagena, Lanzarote, La Palma y varios pueblos españoles. Está en tres ciudades belgas, y Hopu lo va a implantar en una ciudad alemana, abriendo el mercado de ese país.   

Industria 4.0

En instalaciones industriales, mide los gases emitidos por tres plantas fabriles instaladas en Murcia. El fabricante de plásticos Lisanplast, otra planta de termoplásticos, y una fábrica japonesa de aditivos de sabores. “Hemos sumado la tecnología Blockchain porque los clientes industriales nos piden que los datos medidos sean demostrables. Empezamos a estudiarla hace más de un año, e hicimos pruebas con Ethereum. La solución está preparada, y la estamos adaptando para ponerla sobre la red B Besu Alastria porque cumple la regulación, y es compatible con la red europea”, explica Antonio Jara.  

Hopu es una empresa de RegTech (regulator technologies), no es la única en Alastria. “Las empresas industriales quieren instalar nuestro sistema para acreditar que cumplen la regulación ante auditorías o en cuestiones de responsabilidad civil con aseguradoras. Lisanplast nos ha pedido garantizar que ninguna instalación de la empresa supone un riesgo para embarazadas y mujeres en periodo de lactancia”, añade Antonio Jara.

Certificaciones

La adopción de Blockchain abre las puertas a integrar nuevos tipos de certificados. Antonio Jara apuesta por la entrada de la “Asociación Nacional de Acreditación ENAC en Alastria. Eso abriría las puertas a las empresas certificadoras Bureau Veritas, SGS España, AENOR, Applus o Joyce Register. Deberán terminar integrando los certificados en blockchain”.

Antonio Jara empezó a desarrollar la plataforma de monitorización y gestión remota de los sistemas de Smart Cities en la universidad, y la maduró en centros de investigación internacionales y en su propia empresa. Fundó Hopu en 2014, y ha crecido con recursos propios hasta llegar a un millón de euros de facturación en 2019 y 25 empleados. Primero licenciaron software de la plataforma de gestión remota a empresas como Fujitsu. Comercializaron la solución para medición del aire en Smart Cities e industria 4.0 en 2018. Los siguientes pasos serán monitorear los olores, y la medición del ruido y la afluencia de personas (por señales de radiofrecuencia de móviles o pulseras).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.