blockchain economia

Share This Post

tribuna / Últimas Noticias

Las DLTs presionan el modelo de negocio bancario

Blockchain/DLT

Alberto G. Valencia es director general de VKMC, economista experto en Blockchain/DLT, y consultor estratégico en transformación digital.

El dinero digital soportado por tecnología blockchain/DLT obligará al cambio del modelo de negocio bancario, y algunos bancos empiezan a entenderlo. La presentación del proyecto LIBRA, el pasado mes de junio, supone un revulsivo para el sector financiero mundial. Es una nueva forma de entender el dinero, y definirlo como una solución de negocio (se integra en aplicaciones de blockchain para facilitar y acelerar el negocio entre empresas). Va más allá de la actual concepción de mercancía (billetes) o deuda (anotación en cuenta). Este cambio tiene una tremenda relevancia, y cambia el paradigma del sector financiero.

Se puede decir que la irrupción de LIBRA acelera la obsolescencia del negocio bancario. El BCE (Banco Central Europeo) ha intentado mitigar la situación con una fuerte regulación que ha obligado a adoptar importantes cambios estructurales a la banca europea. Sin embargo, da la sensación de que las soluciones y los sacrificios adoptados por la banca son un parche temporal, que no ha resuelto su problema de fondo.

La banca europea tiene un modelo de negocio de servicios, y los análisis evidencian que el margen de interés (intereses y rendimientos asimilados menos intereses y cargas asimiladas) es insuficiente para garantizar su sostenibilidad. El crecimiento de los ingresos por comisiones (de tarjetas, órdenes de pago etc) compensan la caída de los ingresos por un Euribor bajo. En España, Bankinter es el único banco con resultados positivos, sin contar los ingresos por comisiones. En resumen, el modelo bancario tiene una gran dependencia de la gestión y custodia de los depósitos de sus clientes, lo que supone su principal amenaza.  

Elementos críticos del cambio

1.- Nuevos mercados, nuevos competidores, nuevos modelos de negocio.

El proyecto LIBRA ha supuesto una apertura de mente para entender todo el potencial transformador de la tecnología Blockchain/DLT en la transformación del sector financiero. El concepto de Entidad de Dinero Electrónico (reflejada en la normativa), acelera el final de una convivencia peligrosa entre el dinero papel y la anotación en cuenta (deuda), y lo cambia por el dinero electrónico como solución de negocio, mucho más eficiente.

Las nuevas Entidades de Dinero Electrónico (EDE) plantean un cambio de paradigma centrado en el valor, la confianza, la eficiencia, la seguridad, y la rapidez. Permitirá acelerar la repetición de las transacciones empresariales. Esto supone una ruptura del modelo de negocio bancario: los bancos podrán perder la custodia de los depósitos de sus clientes. Al final del proceso, los antiguos clientes bancarios podrán tener su dinero y sus ahorros en sus wallets, que son aplicaciones móviles.  

La hoja de ruta de la transformación digital de la banca debe pasar por su transformación total o parcial, a entidad de dinero electrónico (EDE). La transformación y reinvención de servicios financieros y bancarios, con la apertura a nuevos competidores ajenos al sector. La adaptación a los nuevos escenarios del dinero digital de los bancos centrales (CBDC). Salirse de este guion, puede suponer la pérdida de una parte importante del mercado.

2.- Un Euribor débil es síntoma de un modelo de negocio bancario no rentable, y un cambio de paradigma económico.

Los problemas de la banca entran en bucle. Por un lado, Euribor tiene tipos bajos o negativos, porque el modelo de negocio bancario está centrado en la gestión de los depósitos de sus clientes, dentro de un sistema de deuda convertible en papel moneda. Por otro, los depósitos bancarios son anotaciones en cuenta (deuda) y su convertibilidad en dinero debe ser garantizada. Esta “garantía de convertibilidad” lastra el modelo de negocio de la banca, debe asumir un paquete muy amplio de regulaciones con enorme volumen de recursos (incremento de costes), e imposiciones de la estructura de capital muy restrictivas que lastran sus cuentas de resultados. El proceso se retro-alimenta en bucle. Mientras no se salga de él, los tipos de interés del dinero del Eurosistema se seguirán remunerando a un tipo de interés cero o negativo, que refleja la “facilidad de depósito”.

A esto se añade la urgencia del cambio del comportamiento económico de las empresas y las administraciones públicas hacia un planeta sostenible. Para ello se requieren modelos de economía colaborativa y circular, que propician economías deflacionistas. Además, la tecnología favorece nuevos sistemas de prestación de servicios que no necesitan fuertes inversiones en capital (CAPEX), y permiten la prestación de servicios orientados al cobro por uso (OPEX).

Aún más, la tecnología Blockchain/DLT permitirá tokenizar (reflejarlo de forma digital para trocearlo, por ejemplo) una parte importante de bienes y servicios, y aflorará una “nueva riqueza”. Esto podrá alterar los equilibrios de la oferta monetaria de forma global, y propiciar nuevos circuitos de creación de riqueza ajenos a los canales tradicionales.

3.- Sector muy regulado.

Tras la crisis financiera de 2007, los cambios normativos obligan a asumir importantes cambios estructurales. Estas adaptaciones aumentan los costes de gestión, y obligan a importantes cambios en la estructura del capital, definidos por un cambio del modelo de responsabilidad del bail-out (rescate bancario por el Estado) al de bail-in (autorrescate). Los cambios responden a la necesidad de establecer medidas de contención, ante una exposición cada vez mayor del riesgo de las entidades financieras a nuevos estímulos del mercado. La naturaleza del dinero se está transformando de un reconocimiento de deuda a solución de negocio.

4.- La transformación de la banca es un principio darwiniano.

El proceso de transformación de la banca es similar a un grupo de Jazz, tiene integrantes con diferentes tempos y ritmos. Sin embargo, todos deben adaptarse a interpretar una misma melodía, porque se enfrentan al mismo riesgo. Un modelo de negocio asociado a la gestión de los depósitos de los clientes, implica el riesgo de su convertibilidad. Este viejo problema, se ha intentado contener con regulaciones, cambios estructurales, entre otras cosas, que han expuesto al sector bancario a nuevos riesgos.

El cambio de paradigma del dinero será uno de los cambios más importantes. El dinero deja de representar una realidad dual (papel y deuda convertible), para ser digital y de negocio. La anotación en cuenta de una entidad de dinero electrónico ya es dinero, y no precisa convertibilidad a papel moneda.

Es una gran revolución en la configuración de los servicios en torno al dinero, y del modelo de negocio de la banca. Las comisiones por custodia, medios de pago (tarjetas) y otros servicios se eliminarán, o se transformarán en un nuevo ecosistema financiero. La banca deberá admitir el profundo cambio de su modelo de negocio. Se comienza a definir una hoja de ruta clara, con unos tiempos muy apretados, y con un proceso que tendrá dos niveles de trabajo.

En el nivel orgánico, cada entidad financiera tendrá que explorar su propio proceso de adaptación al dinero digital. Deberá establecer la transformación de su organización, de sus personas y de sus servicios.

En el nivel inorgánico, cada entidad financiera deberá participar, junto a reguladores e instituciones supranacionales, en la adaptación y regulación de los nuevos riesgos del mercado financiero. Se deberá establecer un marco de regulación que permita el proceso de transformación de forma progresiva y ordenada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.